El Director General del Instituto Nacional de Estadística de Guinea Ecuatorial, Don Ricardo Nsue Ndemesogo, quien estuvo acompañado por su adjunta y un experto del Banco Mundial, presentó el viernes, 03 de mayo, en el Palacio de Conferencias Internacionales de Sipopo, Malabo, los resultados definitivos de las Cuentas Nacionales de 2016. Este documento permite conocer la estructura y el funcionamiento de la actividad económica de determinado periodo, y las perspectivas para los años 2017, 2018, 2019. También las cuentas nacionales, permiten evaluar el comportamiento de la economía y compararlo con el de otros países.

En presencia de los asistentes y la prensa nacional e internacional, el Director de INEGE, Don Ricardo Nsue Ndemesogo, informó  que la tasa de crecimiento económico de Guinea Ecuatorial se situó en -8,8% en 2016, frente al -9,1% en 2015. Esta ligera mejora se debe a múltiples factores: una caída de los precios del petróleo de 42,8 US$ por barril, frente a 50,8 US$ en 2015; un descenso de los precios del metanol de 278,9 US$ por tonelada, frente a los 405,8 US$ por tonelada de 2015 y del LGN 157,8 US$ por metro cúbico, frente a 238,3 US$ en 2015 mientras que los precios del propano y butano registraron un alza +6,0%; una ligera apreciación del dólar frente al Franco CFA 593,0 Franco CFA por dólar y 591,6 en 2015; un descenso de las exportaciones del crudo 74,6 millones de barriles frente a 87,9 millones en 2015; un aumento de las exportaciones de ciertos gases derivados del petróleo ( propano +8,5, butano + 10,2, metanol +41,5 y LNG +0,3%); un aumento en las exportaciones en volumen de madera en rollo de +21,4% frente a +21,6 % en 2015 y por último, los ingresos de los hidrocarburos se redujeron provocando así una disminución de -41,4%.

En este contexto, todos estos acontecimientos permitieron una ligera mejoría del PIB en 2016, pasando del -9,1% en 2015 a -8,8% en 2016.

La situación económica mundial

El crecimiento del PIB mundial se mantuvo en un 3,1 en 2016, en comparación con el 3,4% de 2015 gracias al impulso que tuvo las potencias económicas en el segundo semestre de 2016.

En Estados Unidos, la recuperación económica de 1,6% se logró gracias a la política fiscal expansiva, la fuerte creación de empleo, el firme crecimiento del ingreso disponible y la solidez del gasto de los hogares. El crecimiento económico del Reino Unido de 1,8% también conservó el vigor, mientras que en Japón, el elevado nivel de las  exportaciones netas hizo que la actividad económica en 2016 permaneciera en niveles similares a los de 2015, con un crecimiento de 1,0% y 1,2% respectivamente.

Por su parte, en los países de la eurozona el crecimiento económico fue de 1,7% tras el 2,0% de 2015, como resultado de la demanda interna. Respecto a China,  su crecimiento de 6,7% fue estable gracias a la implementación de políticas de estímulo. Pero, la situación no fue la misma en la India donde la actividad económica se ralentizó levemente, situándose en 6,8% en 2016, frente al 7,9% de 2015 debido al impacto de la iniciativa de canje de la moneda.

En cuanto al crudo y sus derivados, el precio del petróleo aumentó alrededor de 20,9% entre el primer y segundo semestre de 2016 en los mercados internacionales, frenando el descenso iniciado desde junio de 2014, en parte como consecuencia del recorte de la producción acordado por la Organización de Países Exportadores de Petróleo ( OPEP) y otros productores.  Este hecho permitió alcanzar un precio promedio del barril de crudo a 42,8 US$ en 2016, pero todavía bajo en comparación con el precio promedio de 50,8 US$ en 2015.

Concerniente al precio del gas natural, después de alcanzar su nivel más bajo 1,9 US$ en mayo de 2016, se recuperó en la segunda mitad del año para lograr un promedio anual de 2,5% US$.

Por su parte, la inflación mundial se estimuló a partir de agosto de 2016, debido al aumento de las materias primas, especialmente los precios minoristas de la gasolina y otros productos relacionados con la energía.          

La situación económica en África

Los resultados de las Cuentas Nacionales, un documento de 47 páginas elaborado con la asistencia técnica del Banco Mundial, también revelan que la economía de África subsahariana creció en un 1,4% en 2016, muy por debajo del 3,4% registrado en 2015, como consecuencia de su dependencia de las materias primas. En la zona CEMAC, por ejemplo, el crecimiento económico se redujo al 0,6% en 2016, en comparación con el 1,6% de 2015 por la disminución de la demanda interna y de la producción, debido a la recuperación lenta de los precios de los bienes de exportación. Sin embargo, la inflación en la subregión se situó en un 1,1% en 2016 por debajo del 3,0%, el límite recomendado por la comunidad. Los saldos presupuestarios y de la cuenta corriente se deterioraron situándose en -5,4% y -11,5% del PIB respectivamente.

Estimaciones del crecimiento económico ecuatoguineano para los años 2017, 2018 y previsiones para 2019

A pesar de la crisis financiera que azota la economía ecuatoguineana, no obstante, según el Director de INEGE, se ha observado una mejora en la evolución del crecimiento de su PIB en comparación con los años anteriores, pasando de -8,8% en 2016 a -4,7% y -2,9% en 2017 y 2018. Se estima que el PIB petrolero se situó en torno a -5,6% y -5,3% en 2017 y 2018 respectivamente. Y concerniente al PIB no petrolero, se estima una tasa de crecimiento de -3,1% y 0,1% en 2017 y 2018.

Descargar el documento

Nota de Prensa